10 superseñales de webs caducadas

post caducan webs-01

Está bien, admitámoslo, las webs caducan. Nos gustaría que nuestro trabajo prevaleciera por los siglos de los siglos, que se viera siempre fresquito y admirado por los clientes y por la competencia. Pero no, resulta que aquella web por la que lo diste todo, ya se ve antigua. Y no solo eso, sino que además, no se adapta al último gadget de Apple (qué majos ellos, siempre innovando…). ¿Y qué pasa con Google? El algoritmo ha cambiado 33 veces desde la última revisión y tu web ya no aparece ni en la primera, ni en la segunda, ni en la tercera página! Definitivamente, tu web ha caducado. Estás out, RIP, toca renovarse y vas tarde.

Podríamos pedir hora al psicoanalista e intentar comprender por qué las webs cambian tan rápido, pero en su lugar, te vamos a dar 10 superseñales de alarma para detectar que tu web necesita un cambio a gritos, tanto a nivel de diseño como de programación:

1.- Tu web no es responsive.
Este es el ejemplo más claro de que una web ha caducado. Un día estás navegando con tu móvil y quieres echar un vistazo a tu web para gozar de esa obra de arte 2.0 de la que te sientes tan orgulloso.

Y lo que te aparece en pantalla es un montón de palabras desubicadas, imágenes distorsionadas y desorganización por doquier. No te preocupes, no te han “hackeado” la web. Peeero sí, tu web ha caducado. No sólo ya no es agradable para la vista de quien la visite, sino que además, tampoco lo es para Google. Has entrado en su lista negra amigo, y si no quieres que tu posicionamiento se vea afectado, toca actualizarse.

2.- Tu home no tiene scroll infinito.
Cada vez más, las webs ofrecen un scroll hasta el infinito y más allá. Resulta que Pinterest, Twitter o Facebook usan este dichoso scroll. Pero detrás de la tendencia,  se esconde una realidad: y es que nos resulta más fácil deslizar el dedo que hacer clic. ¡Hay qué ser perrunos! Pero el usuario manda, así que a diseñar homes infinitas como si no hubiera un mañana.

xoo studio 10 señales tu web ha caducado montse machuca eduard martín

La home puede tener scroll infinito, vale, pero que no aburra. Esto se consigue con una cascada de módulos interesantes donde captar la atención del usuario. Aviso a los que siguiendo un patrón modular se creen que la home les quedará estupenda. ¡Hay qué tener gracia, qué no todo es darle a la plantilla! Si fuera así, la relación amor-odio entre diseñadores y programadores acabaría hoy mismo. Con lo bonito que es cuando saltan chispas entre nosotros, ¿verdad?… nada, nada. Larga vida a ese matrimonio y a diseñar/programar esos módulos a conciencia.

3.- Tu web no fue pensada para el móvil.
Es responsive sí, la adaptaste, pero no se diseñó para que el usuario navegara principalmente a través del smartphone. Lo que se conoce como el “mobile first”. Cuando el usuario que visita tu web con su teléfono se aburre y abandona tu página antes de 1 minuto, es que toca renovar.

4.- Tu web tiene intro en flash.
¿Pero todavía existen webs con flash?
Nos cuesta creerlo, pero es cierto. Algunas intros en la home usan flash. Un html5 apañadico y listo.

5.- Tu web se diseñó en glossy style.
Existen webs llenas de brillos, sombras y efectos glossy. Si es el caso de la tuya, hay que actualizarse. El diseño plano ha venido para quedarse y nos encanta que sea así. No solo en logotipos, sino también en diseños web. Para los más avanzados en la materia, viene el flat design 2.0. A tomar nota todos.

6.- Tu web está hecha de imágenes de stock.
Los bancos de imágenes son eso, bancos. ¡No te fíes de ellos! Ese señor canoso y de sonrisa postiza no puede anunciar tu clínica dental y a la vez, una crema para las hemorroides. O esa chica de origen asiático que encontramos repetida hasta la saciedad en toooodo tipo de anuncios… ¿Quién es esa chica? http://www.cookingideas.es/modelo-anonima-20130913.html

post caducan webs-05

Seamos serios y hagamos una buena sesión fotográfica. La rentabilizarás, seguro.

7.- Tu web no tiene infografías.
Si crees que el usuario dispone de todo el tiempo del mundo para leer tu web, te equivocas. Es triste, lo sé, pero cada vez se lee menos y se mira más. Es hora de encargar a tu agencia las infografías que mejor definan tu negocio. La simplicidad, el resumen, lo breve, gana siempre.

8.- Tu web no tiene videos.
Los números “cantan”. Después de ver un video las probabilidades de que el usuario acabe comprando en tu web aumentan un 60%. No hace falta añadir nada más.

post caducan webs-04

9.- Tu web usa una versión “añeja” de un gestor de contenidos (CMS).
Si tu web usa WordPress, Drupal o un gestor de contenidos similar y no lo tienes actualizado, tu web ha caducado, sí. Los gestores de contenido renuevan su versión por motivos tan diversos como pueden ser añadir nuevas funcionalidades, reparar agujeros de seguridad o cambiar el diseño. Pero no te preocupes, tiene solución. Es tan sencillo como actualizar y para ello, los CMS suelen incorporar métodos sencillos y automatizados. El problema puede venir cuando te quedas atrás en varias versiones, ya que los cambios a implementar serán muchos más y es probable que la puesta al día de tu web sea más traumática de lo que hubiera sido si hubieras hecho los deberes en su momento.

10.- Tu CMS está actualizado, sí, pero ¿qué hay de los temas o plugins?
Si tu CMS está actualizado estás en el camino correcto, pero con eso no basta. Tanto temas como plugins se renuevan periódicamente. Y las razones son las mismas que en el punto anterior. Así que, si no quieres acabar con una web caducada y sin seguridad, debes estar al día de estas actualizaciones.

Si después de leer esto crees que tu web se ha quedado obsoleta, respira 3 veces seguidas y repite con nosotros: los cambios son buenos.

Actualizar tu web es un gesto que clientes y usuarios verán de forma positiva: una mejora para tu empresa, una mentalidad adaptada de cara al futuro, una renovación tántrica…, llámalo como quieras. Porque si tu cliente puede elegir entre dos empresas, seguramente elegirá la que ofrece una imagen más renovada, y esa, debe ser la tuya.

Escrito por
More from Eduard / Montse

10 superseñales de webs caducadas

Está bien, admitámoslo, las webs caducan. Nos gustaría que nuestro trabajo prevaleciera...
Leer más