No te olvides de Instagram

instagram xoostudio terrassa

Entramos en el último trimestre del año. Lo sabemos porque las grandes empresas (y aquellas que lo serán algún día) empiezan a preparar el flamante y confidencial plan de marketing 2017. Toca traducir los objetivos en un plan estratégico de comunicación. Toca mojarse y asignar de forma responsable partidas presupuestarias a medios clásicos (Tv, prensa, radio…), pero también a los emergentes. Dentro de estos, Instagram y sus influencers cogen cada día más protagonismo.

Sectores como moda, gastronomía, o decoración apuestan por los instagramers. Capaces de llegar a audiencias masivas e influir sobre ellas, las grandes marcas saben que son un canal imprescindible en el que hay que invertir. Al otro lado de la pantalla, tienen a un consumidor potencial. Que no sólo mira el producto, sino que además opina, se informa, recomienda y puede comprar en el mismo momento. Es el nuevo consumidor. Y entender la publicidad de hoy, pide entender esta interacción con el usuario.

Lo bueno de este nuevo paradigma en la publicidad es que ahora todo es medible. El número de impactos, likes, comentarios en la red, visitas en la página web y finalmente compras on line son cuantificables, ofreciendo a las marcas una información de oro para ajustar campañas y en definitiva estrategias de venta. Y es que no todo es tan casual como parece. O no siempre.

Pero volvamos a nuestros instagramers. Lo que en televisión llamamos share, en Instagram se mide en seguidores. Fijémonos un momento en el sector moda. Podemos encontrar por ejemplo una Nina Urgell (@ninauk) con 611k. Una Jessica Goicoechea (@goicoechea22) con 463 k, o una Aida Domènech (@dulceida) con 1,2m. ¿Qué plan de comunicación en el sector moda no se rendirá a Instagram viendo estas cifras?

ninauc-instagram xoostudio terrassa

En el sector moda, Instagram lo ha cambiado todo. El concepto “topmodel” con caché astronómico ha dejado de tener sentido. El fotógrafo estrella también. Las grandes producciones. Los superpresupuestos. Y aquí es dónde a las marcas se les afilan los dientes. Instagram permite producir campañas publicitarias mucho más económicas, que llegan de manera muy ágil y rápida a hordas de followers ávidos de novedades. Y el mejor de todo: usuarios a un click de entrar en sus tiendas on line.

No hay que comprar páginas de publicidad en revistas de moda. No hacen falta circuitos de mupis en las principales ciudades. No se necesitan autobuses. Ni rodar ningún spot. No hay que ir a imprenta. Sólo esto: “Upload Picture”. Mención de la @marca. Y en un clic la marca ya tiene al usuario en su casa. Mejor: en su tienda.

Con esto no queremos decir que ya no sea necesaria la publicidad convencional. Lo es. Su principal valor será trabajar el branding y la notoriedad. Pero en el día a día, Instagram, saca y sacará las castañas del fuego a las marcas. Y lo hace a través de cuadrillas de instagramers, o influencers, que son el gran altavoz para dar a conocer a un cliente potencial muy definido un nuevo modelo, una colección, una campaña.

La tecnología que se está desarrollando en el entorno de Instagram también nos habla del poder de esta red. Cruzamos el charco un momento para ver qué pasa en Estados Unidos. Liketoknowit es una plataforma vinculada a Instagram que te permite comprar lo que instagramers visten a una fotografía. Muchas de las instagramers más famosas ya la usan. Conscientes de la fiebre del “shop the look”, Google se ha asociado con Liketoknowit para lanzar recientemente y sólo para el mercado americano una herramienta que pretende revolucionar el “shopping online”. Funcionará de la forma siguiente: buscarás a Google unas “flatforms”, te saldrán en carrussel diferentes instagramers que las llevan. Y podrás comprar la que más te guste. De este modo la experiencia de compra para el usuario es completa. Y los ingresos que tanto las marcas como los instagramers reciben, también.

shopthelook-liketoknowit
LiketoKnow.It

Pero volvemos a cruzar el charco. Para esto llegue a Europa tendremos que esperar un poco, pero nos da una visión de la dimensión que Instagram está tomando.

Instagram es la red que más crece en comparación con Facebook, Twitter o Linkedin. Quizás porque somos seres visuales. Quizás porque tenemos poco tiempo. O quizás porque una imagen vale más que mil palabras. Lo que está claro es que este 2017 muchos planes de comunicación incluirán instagramers que luzcan sus productos y que cuantos más seguidores tengan más alto será su caché. El nuevo prescriptor ha cambiado. Ya no hace falta tener un blog o una página web, sólo le hace falta una cuenta de Instagram.

 

More from Montse Machuca

Vino a lo loco

Reconozcámoslo, la etiqueta de vino alocada está en alza. Imagen moderna y...
Leer más