Redes sociales para tu empresa… ¿dónde estar?

XOO-SOCIAL-MEDIA-01

– El otro día me hice seguidor de tu empresa en Twitter.
– ¿En Twitter…? Imposible. No tenemos perfil en Twitter, creo…
– ¡Y tanto que sí! Mira, que te lo enseño en mi móvil…. ¡el logo de tu empresa es inconfundible! Este rojo de la letra bien grande… ¿no? mira, mira…… (instantes de silencio)…..ostras, ya sé porque no te acuerdas…. es que la última vez que publicasteis algo fue en el 2012, chico…

Esta conversación que puede parecer poco creíble, seguramente es más probable de lo que nos pensamos. No nos sumergiremos hoy en las profundidades del branding, en la trascendencia de la imagen corporativa de las empresas, de trabajar a fondo el universo de las marcas para dotarlas de una personalidad única e inconfundible. Un tema im-pres-cin-di-ble para cualquier empresa y que ya tocamos en un post anterior (Branding a pasitos).

Hoy vamos a tratar de la importancia de las redes sociales como pieza clave para las empresas en sus relaciones con clientes y proveedores.

Cierto es que, hoy por hoy, es necesario estar en el universo digital, pero no de cualquier manera. Hay que saber cuáles son las redes sociales que te ayudarán a mejorar la presencia pública de tu empresa, a aumentar su visibilidad y alcanzar los objetivos que te marques.

En muchas ocasiones, nos dejamos llevar por lo que nos gusta o por lo que nos apetece, sin pensar de forma estratégica sobre cuáles son las redes que mejor pueden posibilitarnos el aumentar la visibilidad de nuestra empresa dentro de nuestro sector y de nuestro target, a reforzar el valor de la marca y a crear nuevos vínculos comerciales.

Hay que tener en cuenta que las redes sociales y sus perfiles son una pieza más de la imagen corporativa de las empresas. Son una auténtica tarjeta de visita. Diríamos que han dejado de ser la hermanita pobre para pasar a ser el tío rico. De ti depende que refuercen la visibilidad de tu empresa o por el contrario hagan que pase desapercibida.

En el actual panorama donde prácticamente todas las empresas se han lanzado a las redes sociales como si no hubiera un mañana, puede ser difícil diferenciar y reconocer el perfil digital de tu empresa, si no marcas una línea coherente y absolutamente inconfundible con tu imagen corporativa.

Por suerte lo tenemos fácil, porque cada una de estas redes permite personalizar al máximo el perfil de sus usuarios. Desde la imagen principal o la de cabecera, el avatar, la descripción y la incorporación de información complementaria. Y por supuesto, incluye tu web. O sea, todo para que a nadie le quede la mínima duda de que es tu empresa y no otra.

Pero antes toca sentarse y pensar de forma razonable. Ya hemos comentado que arrancar en las redes sociales es sencillo. Nos reciben con los brazos abiertos y todo son facilidades. Lo que ya es más difícil es mantener el ritmo de calidad/utilidad de las publicaciones para nuestros seguidores. Por eso, te recomendamos que sí o sí filtres la cantidad de redes en las que estar y mantener sólo las que te veas capaz de alimentar con contenidos de calidad.

Ojo, ten en cuenta que la identidad digital la forman los contenidos que compartes y tus interacciones diarias con otros usuarios. Todos estos elementos van construyendo la imagen de tu empresa, que se va completando de forma continua. No vale abrir perfiles en todas redes de forma compulsiva para después dejarlos abandonados y sin actualización alguna. Esto dará una imagen de dejadez altamente negativa para tu empresa.

XOO-SOCIAL-MEDIA-02

Para que tomes todas estas importantes decisiones, te detallamos las particularidades más significativas de las principales redes sociales. Al menos a día de hoy, porque no paran de evolucionar de forma frenética. Cuando alguna presenta una novedad y funciona, poco tardan en reaccionar las demás para no perder usuarios o “robárselos” a la competencia. Es el caso de la última gran novedad de Twitter, Periscope, o la posibilidad de retransmitir en streaming cualquier evento que ya se ha visto contestada en tiempo récord por Facebook y su Livestream.

Por este motivo, sus diferencias se van minimizando, pero hay unos rasgos característicos que se mantienen:

Facebook: una de las mejores redes para las empresas. Cuenta con más de 1.500 millones de usuarios (¡y aumentando!), hombres y mujeres a partes iguales. Llega a generaciones jóvenes, pero también a audiencias mayores de 35 a 54 años. Facebook posibilita relaciones dinámicas con los clientes. Permite actualizaciones detalladas y también vincular el perfil con la web corporativa, para generar tráfico. Es una red muy viva, con constantes novedades que permite a las empresas monitorizar su actividad y hacer campañas publicitarias con un alto grado de segmentación.

LinkedIn: es la red de profesionales más utilizada a nivel mundial. Posibilita la búsqueda de nuevos clientes y profesionales y te puede facilitar las relaciones con marcas influyentes para tu empresa, creando círculos de contactos donde integrar directivos, profesionales cualificados y expertos de tu sector. También puedes dar a conocer tu empresa y obtener información relevante participando en grupos de interés.

Twitter: red con casi 350 millones de usuarios activos. Excelente para generar conversaciones entre marcas y seguidores. Muy útil para empresas que no cuentan con demasiado tiempo, pero quieren estar conectadas. Permite averiguar rápidamente lo que se está hablando de la marca y también, dar respuesta directa y rápida a dudas, consultas de clientes, etc… En este 2016 está pasando un pequeño bache y se está viendo superada por otras redes.

Sus últimos cambios (como es la incorporación del corazón en lugar de la estrella para marcar un tuit como Favorito), parece ser que no han acabado de cuajar entre su comunidad y está intentando remontar con más novedades.

Instagram: aplicación para móviles que permite compartir fotografías y que cuenta con más de 400 millones de usuarios, convirtiéndose en un canal fundamental para el marketing basado en imágenes. El contenido visual es más importante que nunca dentro de las estrategias de las marcas, consiguiendo un engagement superior entre los seguidores.

XOO-SOCIAL-MEDIA-03

Google +: red social que funciona de manera similar a Facebook. Permite que las marcas interactúen con los usuarios, pero G+ posibilita dirigir los contenidos a usuarios específicos. Útil para la utilización de las herramientas del entorno Google y crear interacciones sociales dirigidas vía círculos.

YouTube: sitio web importante para compartir vídeos, ya sean corporativos, tutoriales… Pieza clave para mostrar tus procesos productivos y atraer clientes y proveedores. Con sus más de 1.000 millones de usuarios no hay quien lo baje de su merecido trono.

Pinterest: red que consiste en compartir fotos que aporten valor. El 80% de sus usuarios son mujeres y domina el perfil de mujer joven. Ideal para montar tableros con los catálogos de productos y atraer tráfico en la web corporativa. Podríamos definirla como un gran escaparate donde mostrar nuestras creaciones y dónde buscar y mostrar lo que nos inspira. (70 millones de usuarios).

En resumen, como ves de redes sociales hay un montón. De todo esto, quédate con unas ideas básicas: ¿Hay que estar presente en todas ellas? La respuesta es NO. Selecciona las que necesita tu empresa, y si es más de una, ábrelas pasito a pasito. Pregúntate a ti mismo y responde honestamente: ¿Puedo asumir el mantenimiento de este canal? Entonces, abro. ¿No puedo? No abro. Ya lo harás más adelante.

Y si quieres, pero no puedes (no tienes tiempo, no te apetece, no te atreves, se te hace grande, qué se yo…) entonces pon en tu vida un community manager. Para esta opción contacta con Xoo Studio y te contamos más.

Escrito por
More from Silvia Iborra

El festival de Jazz Terrassa: cultura y turismo, un tándem ganador

Hace unos días que ha arrancado una nueva edición, y ya van...
Leer más