Tu video corporativo de éxito en 6 pasos

post-video-corporatiu-6-claus-xoostudio-terrassa

Como ya os detallamos en un post anterior,  el vídeo vive una época de esplendor como herramienta de marketing absolutamente fundamental para la promoción de cualquier cosa (dígase ideas, música, moda…). Y por supuesto, también para tu empresa.

No hay más que echar un vistazo a las apabullantes cifras para reconocer que la inclusión de material audiovisual se ha convertido en una apuesta ganadora si quieres destacar de tu competencia.

Lo de que “una imagen vale más que 1.000 palabras” se cumple al dedillo. Pero lo podríamos redondear con “un vídeo vale más que 100.000 imágenes”.

Pero vamos paso a paso, ¿qué es un video corporativo?

Un video corporativo es una pieza multimedia de aproximadamente 2-3 minutos (¡no más!), diseñada para informar o dar a conocer una empresa, un producto o un servicio. Normalmente, se ubica en la web corporativa y proporciona al usuario un plus de contenido de interés sobre los productos o servicios que se ofrecen.

Un video corporativo es toda una declaración de intenciones. Un escaparate que debe impactar y que debe captar la atención del espectador para hacerle desear conocer más a fondo tu empresa, una pieza que persigue informar y fidelizar a un futuro cliente de forma dinámica y efectiva.

¿Por qué un video corporativo?

Porque todo son ventajas para tu empresa:

– Un video atractivo aportará valor añadido a tu negocio.

– Te diferenciará de tu competencia.

– Aumentarás las visitas a tu web y el tiempo que éstas permanecerán en tu página.

– Mejorará el SEO de tu web corporativa.

Como ves, entrar en el mundo audiovisual puede ser fantástico para tu negocio o empresa. Pero alerta a esta recomendación, nada gratuita: no debes hacerlo ni de cualquier manera ni a cualquier precio. Como lo oyes.

Porque esta vorágine “provideo” también presenta contrapartidas. Y es que el público/cliente cada vez es más exigente y no se conforma con el video que todos podemos hacer con nuestro móvil… que sí, que sí, que es muy simpático, pero que no es nada (pero nada) corporativo.

El video debe ser sí o sí una pieza tratada con visión de marca y realizada por profesionales del mundo de la imagen, tanto corporativa como audiovisual.

Un buen ejemplo de lo que debe ser un vídeo corporativo es este que realizamos en Xoo Studio para Temsa empresa especializada en la fabricación de matrices industriales.

O este otro para Traç Cuines. Piezas trabajadas a conciencia con el cliente, con un proceso exhaustivo de guion, grabación y montaje. Todo milimetrado.

Solo así se consiguen videos que mantienen el interés hasta al final y que te hacen desear saber más de tu empresa.

Estos serían unos pasos básicos para realizar un buen vídeo corporativo:

1.- Definir bien qué y cómo lo queremos transmitir.

Antes de nada, debes saber qué y cómo lo quieres decir. Analizar los mensajes a comunicar antes de iniciar el proceso. Cerrar un guion antes de arrancar. Este punto es superimportante. Ha de ser un guión consecuente con todo lo que quieres comunicar. Y también y sobre todo realista. Solo así te evitarás desagradables sorpresas durante el proceso.

2.- No hacer videos laaaaaargos.

Lo bueno si breve, dos veces bueno. Ser conciso. Piensa que todos disponemos de poco tiempo. Además, hoy en día, la saturación de mensajes de todo tipo a la que estamos expuestos es brutal.

3.- Elegir los profesionales adecuados.

Saber qué realizador es el ideal para llevar a cabo tu video es fundamental. Existen auténticos especialistas en cada sector (industrial, gastronomía, belleza, moda…), realizadores expertos que aportarán los recursos técnicos más adecuados para dar forma a la idea.

4.- Cerrar un presupuesto detallado (y realista).

Importante. Saber antes qué te va a costar el video de cabo a rabo. Tener desglosadas todas las partidas siendo realista con los objetivos marcados.

5.- Establecer una hoja de ruta.

Disponer de un “timeline” detallando las fechas aproximadas de cada fase es muy práctico. Así todos saben en cada momento dónde están, cuánto falta y nadie se columpia.

6.- Difundirlo (web, redes sociales…)

Una vez finiquitado el video, es importante que lo difundas de forma correcta. Ubicarlo sí o sí de forma destacada en tu web corporativa. Entre otras bondades, conseguirás que tus visitas permanezcan más tiempo en tu web y eso, optimizará tu SEO.

Y por supuesto, debes publicarlo de forma paralela en tus perfiles corporativos en redes sociales.

Siguiendo estos pasos tu video corporativo será todo un éxito.

Sabemos que el proceso no es sencillo, que sabes que lo tienes que hacer, pero que lo vas posponiendo porque no sabes por dónde empezar… Confiarte en ese momento a expertos en branding e imagen corporativa como Xoo Studio, te ahorrará tiempo y dinero (y disgustos J). Te asesoraremos y trabajaremos mano a mano contigo para conseguir que tu video corporativo sea una pieza absolutamente única.

Palabra de Xoo.

Escrito por
More from Silvia Iborra

Redes sociales para tu empresa… ¿dónde estar?

- El otro día me hice seguidor de tu empresa en Twitter....
Leer más